Los síntomas de ansiedad

¡Hola a todos y todas! Tras compartir con vosotros mi experiencia personal relacionada con la ansiedad, he recibido decenas de correos en los que me preguntabais una duda bastante recurrente, un tema sobre el que queríais que hablara en más profundidad.
Pues bien, hoy escribo este post para contaros con todo lujo de detalles, cuales son todos los síntomas de la ansiedad, aquellos síntomas que podéis empezar a experimentar si estáis pasando por lo mismo que pasé yo.
Así que si tú eres una de esas personas que quieren conocer un poco más sobre los síntomas ansiedad, sigue leyendo.
Para empezar, creo que deberíamos diferenciar entre los diferentes tipos de síntomas, ya que podemos encontrar síntomas físicos, psicológicos, de conducta…
En primer lugar, hablaré contigo de los físicos, ya que son los primeros que vas a notar, y seguramente los que más te van a preocupar, y es que en muchas ocasiones se confunden con problemas cardiacos.
Algunos de los síntomas físicos de ansiedad que puedes experimentar son los siguientes:

  • Taquicardias
  • Arritmias
  • Presión y dolor intenso en el pecho
  • Sudores fríos
  • Sensación de que falta el aire
  • Mareos
  • Vómitos
  • Dolor en el estómago y dificultad para tragar
  • Insomnio

El segundo tipo de síntomas de la ansiedad que puedes notar, son los psicológicos. Estos normalmente aparecen cuando el problema con la ansiedad está más avanzado, cuando ya llevas un tiempo sintiéndote mal, sintiendo que no tienes el control sobre tu propio cuerpo, e incluso cuando ya estás convencido de que tienes alguna enfermedad mucho más grave.
Esto lo puedo decir por propia experiencia, y es que yo al principio tan solo notaba los problemas físicos, y una vez que comencé a preocuparme y a sentir que la ansiedad no iba a desaparecer nunca, poco a poco surgieron los problemas psicológicos.
También en este apartado me gustaría hacerte un pequeño apunte, y es simplemente que no te preocupes ni te avergüences.
Todo el mundo en algún momento sufre problemas psicológicos, y lo peor que puedes hacer es ocultarlo o sentir que debes avergonzarte de ti mismo.
Y tampoco te vengas abajo si ves que las personas de tu alrededor no te entienden, ya que como ya os comenté, mi familia y amigos me decían que estaba todo en mi cabeza y que no era para tanto, pero por suerte hablar con una persona que había pasado por lo mismo que yo lo cambió todo.
Algunos de estos problemas psicológicos de los que os estoy hablando, y que yo experimenté en mi propio cuerpo son los siguientes:

  • Sensación de inquietud
  • Agobio que no se iba en todo el día
  • Miedo intenso, ya que mi peor temor eran los ataques de ansiedad
  • Vacío interior
  • Desconfianza por todo el mundo
  • Incertidumbre por no saber lo que iba a pasar
  • Rabia conmigo misma por no ser capaz de encontrarme mejor

Por último, no me puedo despedir sin contarte cuales fueron los síntomas de conducta que noté. Estos por supuesto fueron los últimos que aparecieron, ya que fueron consecuencia de estar años padeciendo esta enfermedad…
Poco a poco dejé de confiar en la gente, tan solo quería estar recluida en mi habitación sin que nadie me viera ni supiera nada de mí, y es que lo único que escuchaba de ellos era que todo estaba en mi cabeza.
Algo que a mí me dolía mucho, era que además me sentía culpable por estar tan enfadada con mi familia y amigos, pero es que nadie me entendía, por lo que era un círculo vicioso en el que yo era la principal perjudicada.
Estos síntomas eran:

  • Dificultad para atender a lo que me decían
  • Me pegaba todo el día recluida en mi casa
  • Estaba mucho más irascible y no quería que nadie se me acercara
  • Pensamientos negativos a todas horas
  • Torpeza
  • Impulsividad
  • Tensión y rigidez en las mandíbulas

Espero que esta información os sea útil para que podáis ver uno a uno si estáis sufriendo problemas con la ansiedad.
¡Nos vemos en el próximo post!