¿Qué es un alargador o extensor de pene?

Si eres una persona con problemas en cuanto al tamaño de su pene, seguro que ya has realizado una gran labor de investigación, intentado sobre todo descubrir cuáles son las mejores maneras de arreglar este gran complejo.

Y es que por Internet circulan cientos de formas diferentes que prometen siempre dar el resultado deseado, y lograr de una vez por todas aumentar el tamaño de tu pene sin tener que pasar por una larga y dolorosa operación, y desde luego sin tener que gastar todos nuestros ahorros en ello.

Si este es tu caso, seguro que en más de una ocasión has oído hablar de los denominados, extensores de pene, unos aparatos que son capaces de poco a poco ir añadiendo centímetros a la longitud de tu miembro.

Pero en este artículo vamos a analizar la veracidad de estos productos, te cuento qué son exactamente, para quiénes está destinado, y por supuesto, si creo que son una buena solución o si por el contrario no sirven para nada.

¿Qué es exactamente un alargador de pene?

Pues bien, lo primero que tienes que saber es qué es este extensor para el pene, y es que si no lo has utilizado nunca o no has buscado por Internet, probablemente no tengas ni idea de lo que te estoy hablando.

Un extensor de pene es el aparato que aparece en la imagen, para que dé resultados, el funcionamiento consiste simplemente en introducir el miembro en él. Y gracias a la sujeción que aporta, y al estiramiento que ejerce, tu pene poco a poco va a ir ganando centímetros.

Pero por desgracia es una solución que no es apta para todo el mundo, por lo tanto estate muy atento al siguiente apartado en el que te cuento para qué tipo de hombres puede resultar útil esta solución, así como alguno de los mayores inconvenientes de este sistema.

¿Para quién puede ser la solución?

Lo primero que debes conocer sobre esto, es que el extensor de pene lo único que va a conseguir es que miembro mida más centímetros, es decir, va a aumentar su longitud, pero no va a conseguir que su grosor sea mayor.

Por lo tanto si tu problema es que tienes un pene fino y quieres un mayor grosor, deberás buscar otra solución, ya que uno de estos alargadores no te va a servir para nada.

También es un aparato que se debe usar durante bastantes horas al día, ya que su funcionamiento consiste básicamente en un estiramiento constante del pene, y es un artilugio bastante grande y aparatoso, por lo tanto, si no tienes la posibilidad de estar bastantes horas en la intimidad de tu casa, quizá no sea posible para ti usarlo de forma regular.

Además otro de sus principales inconvenientes, es que con su uso prolongado tiende a provocar heridas de diverso tipo, ya que incluso usándolo a la perfección y siguiendo todas las instrucciones, las rozaduras y heridas en el glande o en los testículos están prácticamente aseguradas.

¿Los extensores de pene son una buena solución?

Por último, con toda esta información, pasaremos a analizar si realmente los alargadores de pene son una buena solución para lograr tus objetivos, o si por el contrario es preferible investigar un poco más sobre otro tipo de soluciones.

Siendo totalmente sincera, creo que hoy en día se pueden encontrar en el mercado soluciones mucho más efectivas y menos dolorosas.

Y es que aunque realmente sí que funcionan y consiguen alargar poco a poco el tamaño de tu pene, van a causarte heridas y rozaduras incómodas y dolorosas.

Además no es algo que sirva para todo el mundo, ya que como he comentado anteriormente, no es nada discreto y no se puede utilizar mientras llevas una vida normal, si no que deberías quedarte forzosamente en casa durante muchas horas al día para poder utilizarlo de forma regular.

Por lo tanto, no se puede decir que no sea una buena solución al problema del tamaño del pene, porque realmente funciona, sin embargo, deberás ser tú quien valore los pros y los contras, y decida si puede ser una buena solución para tu caso concreto.

agran